14 de septiembre de 2012

Personas físicas y Personas mentales


Para empezar, por qué escribo este artículo? Porque claramente soy una persona que reflexiona mucho durante todo el día, toda mi vida. Vivo el 80% del día en mis mundos interiores, me imagino situaciones que no existen, en lugares que son producto de mi imaginación. No, no voy a hablar de mi. Voy a hablar sobre parte de mi.

Qué son las personas mentales?

 
Aquí es donde entro yo en juego. Yo soy una persona 90% mental.
Las personas mentales son aquellas que viven más tiempo pensando, meditando, reflexionando, que realizando actividades físicas. Pueden estar todo el día reflexionando temas, situaciones, ideas, proyectos. Pueden ser muy buenos creando proyectos de trabajo, pueden tener las mejores ideas, la mejor imaginación. Pueden ser grandes filósofos en la vida. Lo negativo de ellos es que pocas veces llegan a realizar todo lo que piensan. Muchas veces tienen ideas magníficas de cosas únicas e innovadoras, pero nadie llega a saber de ellas por que entré mas mentales son, menos físicas son. O sea, que en mi caso, hay un 10% de probabilidad de que lleve a cabo mis ideas. Puede ser por “falta de tiempo“ (el que se reemplaza pensando), por flojera, poca motivación, desánimo, o el simple hecho de nos aber por donde comenzar.

Qué son las personas físicas?

 
Mi hermano es una persona física, sospecho  que es un 90% físico.
Las personas físicas son muy activos, suelen trabajar mucho, eligen trabajos de actividad o fuerza física, tanto en el aspecto laboral o en el tiempo libre. Las personas físicas son aquellas que al tener un idea, la llevan a cabo luego de poco tiempo. Ocupan la mayor parte del día realizando alguna actividad física, lo que les dá más energía para continuar con más. Las personas físicas no suelen reflexionar mucho acerca de temas complicados y no suelen preocuparse mucho por algo que no les afecta.


Las personas mentales suelen deprimirse más que las físicas. Las físicas tienen más energía, pasan el tiempo ocupados y no tienen tiempo de pensar acerca del existencialismo de la vida.
Pero las definiciones que acabo de crear son para personas con un gran porcentaje de éstas. Hay personas que son mitad y mitad, pueden hacer ambas cosas en cantidades normales, o una cosa mejor que la otra. Pero hay personas que suelen “exagerar” con su forma de ser y terminan en un solo estado, evitando avanzar. La persona mental nunca avanzará sin alguien físico que realice sus expectativas, y el físico nunca avanzará sin alguien mental que lo guíe.

Lo ideal es que las personas mentales sean aquellas que piensen los proyectos, desarrollen buenas ideas y las plantean a las personas físicas para que éstas las realicen.



4 comentarios:

pienso luego existo dijo...

Es muy interesante tu publicación, me gusta que me hagas pensar.. antes pensaba en cosas y esto terminaba pensado mal. Toca aprender a actuar y no solo ocuparse para no pensar sino actuar y seguir pensando ;)

Anónimo dijo...


tu con una persona fisica
que ironia


Caribú Trombosis dijo...

Hola, me gusta tu forma de pensar :) Tus conceptos son muy atinados, yo también creo los míos. Yo soy un 90% mental, pero mi código de ciclos me obliga a concretar físicamente mis pensamientos, mis ciclos y la escuela, que se filtra por ahí como deber social.
Por cierto, gracias por comentar en mi blog, siempre es un gusto tener seguidores, pero es mejor y más provechoso que te comenten; yo no conocía nada de los grisexuales, si tienes algún enlace para informarme me gustaría que me lo facilitaras :)
No creo ser casto, los castos se reprimen o tienen motivos religiosos o sociales para su castidad, lo que a mí me impide tener acceso al acto sexual es la falta de voluntad y capacidad para encontrarlo. Por esta razón prefiero las relaciones basadas en... "otros muchos asuntos" y que como última estancia y tal vez como resultado, se encuentre el sexo.

Saludotes desde México.

eduardo dijo...

muy buenas noches.

muy certero este documento, lo ideal es que se trabaje en armonía, la ejecución de ideas con la concepción de ellas.

gracias

Eduardo niebles