29 de mayo de 2011

Cena

Solo una melodía recorre el silencio que hay
recorre suavemente como terciopelo el lugar

El agua está muy clara hoy
no hay almas presentes
para la cena que daré
no se presienten las risas
que acostumbramos a oír
en el vacío de ésta habitación

El piano toca solo su melodía  con pasión
y yo aprecio todo, inmóvil, desde una esquina

Las ventanas están empañadas
las miradas no acceden hacia afuera
las paredes bloquean el mundo exterior
ni el ruido ni el color
interrumpen esta obra de perfección
solo una melodía de una canción

He preparado con dedicación
una estrofa para esta ocasión

Un ratón sale de una equina
despertado por curiosidad
sobre la mesa cubierta
explora con pasión
nuevos sabores refinados
destinados a las almas ausentes
que no se atrevieron a venir

Se ha marchado satisfecho el maestro de la cocina
he encontrado un ser con quien compartir el festín

El ratón me observa contento
no es lo mismo un queso en una trampa
que una cena en un salón
le sonrío y aprecio su presencia
de haber compartido mi creación
aunque solo haya sido con un roedor

No hay comentarios: