10 de junio de 2013

Errores

Ada: Yo solo quiero un amigo, con quien compartir todo. Tengo el miedo de que alguien se enamore de mí, a quien no puedo corresponder.
Yo: ¿Y si él te llegara a gustar?
Ada: Al menos que sea yo quien quiera estar con él. Y ha pasado, antes pasaba. Me ha pasado un par de veces, era yo quien buscaba  a las personas. Pero a medida que pasaba el tiempo y fui madurando, fui perdiendo el interés de querer estar de novia con alguien.
Y era porque me di cuenta que lo que yo estaba buscando, era alguien que solo me entregara cariño y recibiera el mío. Pero me di cuenta que para ellos no necesito precisamente un novio.
Yo: ¿Por qué?
Ada: Me di cuenta que el precio por recibir cariño en este mundo es muy alto. Ellos piden demasiado a cambio. Yo solo buscaba a alguien que me comprendiera, que compartiera conmigo, y me entregara cariño. Y para ello tuve que pagar con varios errores.
Yo: Erros que tu sabías que cometías.
Ada: hay personas que entregarían cualquier cosa solo por sentirse comprendidos.
Yo: Esas personas son débiles, e impacientes en encontrar a alguien. Caen con la primera tentación. Pero luego aprenden…
Ada:… y salen heridos y con cicatrices. ¿Consideras eso necesario?  Esas mismas cicatrices son las que luego los impiden a concretar algo con personas buenas que luego encuentran. Es un círculo vicioso. 
Yo: En esta vida es necesario caer, para luego poder levantarse y crecer. Esta vida es una prueba. No te arrepientas de tus errores. Todo tiene sentido.


3 comentarios:

Julie dijo...

Por ahí decían que la vida es ensayo y error, he ahí mucho del aprendizaje que adquirimos. Yo creo que si la vida fuese perfecta, muchísimos preferiríamos anularla. Es mejor embarcarse, arriesgarse.
Me quedo al mismo tiempo con una frase que hace unos años me hacía demasiado sentido: "Si no se rompe, ¿Cómo se abrirá tu corazón?".

Gran reflexión, se queda este bello blog en mis favoritos.

¡Un abrazo!

Antonio Miguel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
nacyal dijo...

Decidle a Ada que el cariño requiere también de sacrificio, que no se trata sólo de entregar un pensamiento o compartir ideas. Se trata también de esfuerzo, perseverancia, sacrificio y paciencia. Al fin y al cabo, y a diferencia de sodtware y Arenkes, los humanos viven en el mundo real...