22 de marzo de 2008

Misteriosa Mujer


¡Detente hermosa mujer!

¡Cuéntamelo una y otra vez

Repite esas palabras tan dulces

Que milagros de tu boca son!


Pero no. Ella no se detiene. Es una perla envuelta en la manta del misterio, despertada por la curiosidad.


Cosas contadas a medias, palabras de ella son. Nunca nadie satisfecha por completo, una pizca de información a cada uno rebela. Siempre queda inconcluso, nunca nadie sabrá todo por completo sobre ella.


Oro daría, por saber toda la verdad!

¿Quién es ella realmente?

¿De donde viene, a donde va?

¿Qué quiere? Nunca nadie lo sabrá.


Un misterio ambulante inconcluso, reconocido a medias. Sus verdaderas intenciones quedaran ocultas. Los datos personales una leyenda que ya nadie recuerda. Lo poco que se sabe, esta escrito en un libro de oro fino, bajo candados de acero.


Un diamante envuelto en la manta del misterio, oculta identidad, ¡apreciada curiosidad!


¡Detente hermosa mujer!

¡Cuéntamelo de una vez!

¿Por qué escondes tu misterio?

¿Cuál es la realidad de tu ser?

2 comentarios:

AGUALUNA dijo...

Que bello mi querida Sara,y a la vez algo melancólico. Tiene rasgos de tí, qué extraño no?
El misterio, el silencio, las sombras, la calma, la melancolía, todas tienen su sentido y por lo mismo veo en esa mujer misteriosa algo de tu esencia.

Un besito enorme chiquita.
Tu hermana en el agua.

Juan Carlos Lozano dijo...

Secreta mujer. Escondida del mundo dentro del templo. Entre bambalinas de tinieblas. Temerosa de los peligros del entorno.

Esta noche, me quedé en silencio observandote mientras dormías. Y supe de una vez, que tu secreto es impenetrable. Solo mi intuicion puede rozarlo, como quien acaricia su cabello, antes de partir.

;)