25 de diciembre de 2018

A veces imaginé ser como una planta

"Cuando tienes 26 años entran deseos de tener hijos" decía mi madre.
Y entonces pasó el tiempo...
Me pregunto si mis deseos mayormente fueron estériles.

Adivinen como se llama esta planta

11 de noviembre de 2018

Único

El Señor Misterioso caminaba por una oscura calle vacía, silenciosa y húmeda por la llovizna.
Mientras se movía concentrado en sus pensamientos, la noche se apartó de un pequeño círculo brillante sobre el camino, en el cual se encontraba un papel superviviente de la lluvia. Era una nota dirigida a su salvador, por coincidencia exacta, tal vez calculada, o tal vez un victorioso azar de la vida. Al desdoblar el papel leyó:

Por más que intente encontrar tus características en otras personas, por más que se acerquen, ninguno de ellos podrías ser tu.
Por más que te busque en otras almas, no podría volver a encontrarte.

Firmaba anónima su emisora:
La única persona a quien amé, fue a única persona a quien nunca se lo dije.

Ahora esa nota se encuentra en tu poder.

10 de octubre de 2018

La percepción del tiempo


Nosotros somos observadores de su infancia fugaz, en un abrir y cerrar de ojos  la velocidad de su crecimiento.
Para ellos significa una eternidad. Toda su vida.

El tiempo es relativo y está sujeto a la percepción.
Entre más tiempo vivimos, más corta se nos hace la vida.



10 de septiembre de 2018

Sonata Arctica - The Misery. Traducción al español

La poesía es una de las expresiones emocionales o sentimentales más bellas que existen entre nuestros inventos.
Si hablamos de poesía, hablamos de belleza literaria, hablamos de belleza de composición, hablamos de deleite textual.
No me es posible evitar compartir uno de los temas musicales más emocionantes para mi, que tal vez muchos años ignoré, hasta que una vez rondando por estas fechas (de publicación) me llegó tan al fondo de mi alma que tocó mi corazón.
Comparto la música con letra en inglés, y por supuesto, que la traducción al español de este bello arte. Perdón por la lluvia.


Escribo las líneas que quieres que escriba
Con las palabras que me atrevo a usar, 
de todas las que me has enseñado
A lo largo de los años

Proyectas una sombra perfecta sobre el papel
Que desaparece con la luz del sol
Temo la manera en que me conoces
El amor puede dejar una mancha

Robas mi única esperanza
Y me haces permanecer despierto otra noche
Te deseo desnuda conmigo, permanece cerca de mi
Mientras las hojas del otoño  caigan.
Soledad, mi dolor, la última cosa que me queda.

Si te caes, yo atraparé, si amas, yo amaré
Y así continúa, mi querida.
No estés asustada
Estarás a salvo, lo prometo. Si me amaras solamente...

7 mentiras solitarias escritas
En una noche muerta de invierno.
Abro el único libro con el único poema que puedo leer,
Sobre sangre firmo mi nombre
Y sello la medianoche con una lágrima.
Quemo el papel y cada línea por la que lloré

Si te caes, yo atraparé, si amas, yo amaré
Y así continúa, mi querida.
No estés asustada
Estarás a salvo, lo prometo. Si me amaras solamente...

Soy el escritor y tú eres mi público,
Hazme llorar por tu amor,
Como lo has hecho tantas veces, así que yo sé
que no puedo escribir estas historias sin ti.
Dama del dolor, hazme fuerte,
¿No podríamos estar juntos sin ellas por siempre?

Las palabras que escribo sólo pueden lastimarme,
Perdón por la lluvia.
Gracias, mi única,
Por darme este dolor.
Te dejo cuidadosamente en el suelo,
Doy un paso hacia la puerta
donde está la carta nunca escrita,
Buenas noches ahora.

Si te caes, yo atraparé, si amas, yo amaré
Y así continúa, mi querida.
No estés asustada
Estarás a salvo, lo prometo. Si me amaras solamente...

Si te caes, yo atraparé, si amas, yo amaré
Y así continúa, mi querida.
No estés asustada
Estarás a salvo, lo prometo. Si me amaras solamente...

5 de septiembre de 2018

Una nota que nunca te entregué

Querido Misterioso,

Eres como las noches de amantes,
de una sola vez,
singular en el tiempo,
fugaz,
en cada oportunidad como la primera experiencia,
en cada ocasión un ciclo renovado.
No persiste, 
no crece ni afirma sus raíces,
eres como un sueño distinto cada anochecer,
ninguna historia te rodea,
eres un extraño
cada vez que te dejas ver.



10 de agosto de 2018

Sinking

We live, we love, we lie, says he
but he says many things
that do not make sense
his love is a lie and he is dead
and i look for him in the dark
loosing me more inside
I try to take him and drag him to my world
my sadness does not let me see the way
if i sink more and more, i will dying too

There is a light that shine us from afar
small light, a great hope
take my hand and follow me
lets get out of the depths of the sea
let me see your face lit one more time
breathe and swimm, darling, swimm for you life
there is a lighthouse waiting on our island
the storm is just an illusion, if you really want




28 de julio de 2018

Regresar

Q. V Región, Chile

A veces soy tan fuerte, a veces soy tan débil, a veces soy tan humana como todos vosotros. 
A veces los lugares me aterran, que al regresar a ellos, los recuerdos me atormentan.
Me hieren sus ilusiones, inmortalizadas eternamente en el tiempo, 
me hiere no vernos así como nos dejé intactos en el mismo sitio. No nos encuentro.
Me retumban sus nombres en la mente, rechazo la idea de volver con otros.
Dejé que el tiempo pasara, hasta que las heridas sanaran y entonces animada viajé.
Observar nuevamente el jardín que nuestros sueños abandonaron, inalterado, 
esperando a que me atreviera a volver a pisarlo, para observar, para recordar, para no sentir miedo.
Inmaculado sueño inalcanzado; imaginaba que estabas a mi lado, imaginaba tu presencia serena
Abrazando mi silueta por la espalda, sentados frente a lo que fuimos, en silencio, en paz y armonía.
Alzaba la vista y allí estaban, los que un tiempo nos observaban, silentes, distantes, eternos brillantes.
Para A.R

1 de junio de 2018

Apuesta con el destino



Hoy día hice la prueba: después de vivirlo un par de veces ya conocía suficientemente bien el resultado del destino, que ésta vez me propuse a realizar las mismas actividades de siempre, únicamente para comprobarme a mi misma que funcionaba. Había algo que lo provocaba; una serie de actividades que se debían realizar con un propósito en el corazón y entonces iba a suceder: el resultado de aquellas operaciones era siempre el mismo.

Salí por la tarde de casa rumbo a ese gran edificio en el centro en donde nos veíamos siempre, donde ambos pasábamos las horas obligatorias hasta que el término de éstas nos dieran la libertad de elegir que hacer por la noche.

Durante el dia no tuve mayores obligaciones que repasar cierta información importante, y mientras finalizaba con aquellas tareas me propuse a limpiar la casa, a ordenar la habitación, a dejar todo en su lugar. A dejar reluciente los sitios que visitarías. Quité las arrugas del sillón, cambié el agua a las flores, sacudí la alfombra, y guardé los utensilios de cocina. Los grifos brillaban, mi mueble nuevo resplandecía ante la visita del salón y el aspecto de mi hogar era acodegor.

Me depilé las piernas, me arreglé las cejas, me arreglé las uñas, comprobé que no tenía ojeras ni imperfecciones.  Me metí a la ducha por segunda vez al notar que mi cabello no brillaba como deseaba.
Decidí maquillarme solo un poco, lo suficiente para resaltar lo deseado y lucir natural. Algo de Rouge en los labios, un anillo que estilizaba mis manos y unos aretes femeninos. Finalmente unas gotas del aroma que te gustaba.
Salí con un abrigo blanco entallado en la cintura y unas botas largas. Me observé por última vez en el espejo e incluso me sentí bella en aquel momento.
Todo había quedado ideal, perfecto.
Solo faltabas tú.

Fui al edificio grande del centro, me senté en mi lugar acostumbrado y esperé. Las horas pasaban, las tareas se recibían, se realizaban y se entregaban; una tras otra Iba finalizando, y tú no llegabas. Fui por un té y unas galletas y al regresar vi mi escritorio tan vacío como lo había abandonado. No habias llegado y lo más probable era que no ibas a llegar. Y así fue.
Lo que hizo la diferencia ésta vez, es que yo sospechaba que esto iba a suceder. En teoría yo gané en mi apuesta con el destino; había apostado de forma anticipada y comprobado que tenía razon: cuando yo lo preparaba todo dejándolo perfecto, tu no aparecías.
Cada vez que he hecho el esfuerzo de dejar mi entorno (y a mi misma) en el mejor estado posible, curiosamente tu no has podido llegar hasta allí para disfrutarlo.
Ésta mañana incluso desperté temprano, como nunca solía suceder, amanecí sin sueño y con mucha energía. Cuando regresé a casa a medianoche aún gozaba de esa energía. Esa noche podríamos haber conquistado el mundo.

Me vestí de mi abrigo, me puse los guantes, hice de mi cabello una trenza desordenada y regresé a casa.
Habia ganado, pero una vez más había perdido.
Tu solo aparecías cuando algo quedaba en desperfecto, especialmente cuando la casa estaba desordenada o justo el día en que mi piel tenia marcas. Quizás si no me bañaba y no realizara aseo de hogar, te tendría en mis brazos con más frecuencia. Puedo contar con mis dedos las veces en que he quedado esperanzada de ver recompensado mis preparaciones.
¿Qué era lo que yo provocaba al construir la perfección, para que su propósito no se viera satisfecho?




1 de mayo de 2018

Artículo: La música y las emociones

La Música puede alterar las emociones y llevar a la gente al suicidio Fue una frase que me detuve a leer incrédula analizando la realidad tras el argumento.

Hay música depresiva atrayente sumamente hermosa, pero hay quienes no la consideran depresiva; la perciben simplemente como notas musicales menores con mayor capacidad de tocar las cuerdas sensibles en el oyente.

Hay música ruda para machos que sacuden su melena al ritmo de las hordas oscuras, pero existimos quienes consideramos aquello simplemente como música con un ritmo marcado que promueve el despertar de la energía del poder, la fuerza y la resistencia.

Hay música que promueve el descaro y la falta de respeto hacia la mujer, la imitación animal de la reproducción y la mercancía fácil… pero aquello no es música; es un ritmo electrónico con voces transformadas por sintetizadores que los parlantes emiten hasta el colapso en las discoteques de acceso económico. Pero hay quienes lo consideran música. Por supuesto; gusto hay para todo. No mencionaré más.

Volviendo al tema, quiero enfocarme en la música conocida como “gótica” por algunos conocedores del arte urbano. Ampliando el género, quisiera incluir en este artículo también sonidos más fuertes, rítmicos, ruidosos y/o “oscuros”.

En un artículo anterior ya había descrito el gusto por la música ruidosa (clic en el nombre para leer), pero en este quisiera enfocarme netamente en la frase que tanto me llamó la atención y decidí analizar.

Como ejemplo utilizaré “A distance there is” de Theatre of Tragedy. (Clic para leer otro artículo sobre el tema musical). Si nos enfocamos en la música, escucharemos sonidos graves, notas menores y disminuidas, las cuales son consideradas musicalmente como “notas tristes”. Aquello incentiva a las emociones más sensibles que guardamos dentro a florecer por un momento sobre la superficie de nuestro consciente, para que al finalizar la obra, volver a sumergirse en su lado más oculto. Aquel breve lapso de tiempo (si es que el tema siguiente que tenemos en nuestro Ipod no es similar) nos recorren las emociones  relacionadas con la añoranza, los recuerdos, los deseos no cumplidos, las tristezas, la falta de logros, autocompasión y si seguimos inspirándonos acabaremos por imaginarnos recorriendo las calles solitarias un día de lluvia vestidos de negro, lamentándonos de lo que no tenemos, del fracaso de nuestra vida y la existencia misma, y concluyendo que el mundo que nos rodea está peor de lo que acostumbramos a percibirlo a diario. Tal vez otros fantasiosos como yo, dejamos a realidad de lado y creamos en nuestra mente maravillosas escenas trágicas dignas de obras de arte de una época que no veremos más allá de los libros y la imaginación de los ilustradores; seremos creadores de un mundo triste y decadente que es igual de hermoso que desolador, en el cual seremos héroes o víctimas o simples espectadores de nuestra propia imaginación.

Y bien, considerando el último aspecto que al identificarme me facilita el análisis para hacerme la pregunta, ¿por qué? ¿Por qué es tan hermoso y atrayente enfocarse en los lamentos?
Suelo imaginarme esta clase de escenas cuando voy a dormir por las noches en invierno; Lluvia, viento, muchísimo frío, tormentas y un mundo desolado. Porque estoy en la cama, temperada, cómoda, a gusto y puedo observar el caos desde el otro lado de la ventana.

Me he dado cuenta que espectador feliz es más feliz observando el caos que aquel que vive en él. El cómodo observador se deleita en la contemplación de las carencias que no posee, y es agradecido de no encontrarse en el escenario opuesto. Esto ocasiona que el escenario se convierte en un alivio para él, un recuerdo a la consciencia sobre su bienestar y la seguridad que su relación con aquel mundo es tan lejano como imposible.

En cambio aquel que vive en el caos no fantasea con más caos – a menos que ya se haya dado por vencido en su lucha – ya que su deleite consiste en imaginarse en un mundo mejor. Este quizás sueñe con riquezas, independencia y saturación de los placeres.

Así es como funcionaría en un ámbito sano.

En un aspecto menos sano es dejarse llevar por las melodías y sentir en carne propia las emociones imaginadas traspasando los mundos de lo irreal al físico propio y apoyándose en la idea de la decadencia y las letras de la autodestrucción. Y entonces la gente se suicida porque les cuentan que acabar consigo mismo tiene semejanza al encuentro de paz, convencidos de haber huido de los problemas… (¿O haber sido aplastados por los problemas?).

La mente puede llegar a ser un arma poderosa si no se logra controlar…
Ahora... ¿De qué manera las ondas musicales pueden afectar en nuestro cerebro?

No puedo negar que soy una gran amante de la poesía gótica (No tanto de su música, a menos que sea netamente instrumental). Me recorren un sinfín de sensaciones que me transportan a mundos de imaginación, mundos propios e internos. Intenté escribirla yo misma al principio y me sorprendí lo fácil que era. Letras melancólicas que con el tiempo han sido reemplazadas por letras de ensueño, bajo música tranquila. Poesía sobre la belleza estética de una situación, poesía sobre los sentidos, la descripción tan real y palpable de las emociones y los sentimientos que pueden llegar a estremecer…


Entra, sal de la lluvia! Dices.
Sin embargo nunca te has apartado.
Y estoy atrapada, estoy atrapada
Hay una distancia…

Has visto mi inocencia
Y aún así llevaste a tu muchacha al peligro
Tu permitiste que me marchitara
Mi corazón, mi corazón… es débil

En mi mente se desarrollan estos eventos
Pero parece como si de todas maneras
Nada fuera a cambiar?
Después de todos estos años que me dejaste caer
En las profundidades emocionales…
… hay una distancia…

(Pequeño extracto de A distance there is)
La melodía que acompaña este tema es toda una obra de arte.


Dicen que a través de las palabras el dolor se hace más tangible que podemos mirarlo como a una criatura oscura tanto más ajena  a nosotros cuanto más cerca la sentimos. 
Pero yo siempre he creído que el dolor que no siente palabras para ser expresado es el más cruel, el más hondo, el más injusto.

Pasé mi vida amando a una mujer que   amaba a otro que no la amaba a ella sino a otra de la que nunca supo si le correspondía. Era este un tiempo en que todavía podía mirar el futuro con más esperanza que miedo.
(Inicio Película A los que Aman, de Isabel Coixet)

Hay lugares que encierran de una manera especial los momentos que hemos vivido en ellos, y cuando regresamos ahí están, listos para ser revividos, intactos, vos sabéis, ¿cuándo la pasión se transforma en amor?, ¿y cuándo el amor en pasión?, cuándo cruzamos la frontera que separa ser del otro y no podemos regresar... ¿en que momento cristaliza?, ¿en que momento cualquier voluntad nos abandona?, ¿en qué momento el amor y dolor se mezclan tanto, que nadie ni uno mismo puede distinguir donde empieza uno y acaba el otro?...

19 de abril de 2018

"Saber Sentir"

Nosotros somos espectadores de los deleites de la naturaleza
y se nos está permitido disfrutarlos.
Un público silencioso que observa el pasar de las cosas,
presentes y a la vez ausentes, conscientes de nuestro entorno,
ubicuos, pensantes, viajantes en eterno movimiento.





En Memorias de A.R
28/07/2017 

11 de marzo de 2018

Asi como en la lluvia - Largometraje





Esta obra de arte (de Manu Ochoa) me la enontré por casualidad en la red. No es una película cualquiera, de hecho es ideal para alguien que no gusta de películas e historias pero quien ama la lluvia, la neblina y las tormetas. Es una representación artística y estética de dichos elementos de la naturaleza, dignos de soñadores y amantes de los matices más oscuros de día: el silencio, la paz y la noche, la fotografía paisajista, la poesía y los datos interesantes acerca de hechos históricos.
Frases tan fascinantes como "el tiempo es la medida del movimiento entre dos instantes" (Aristóteles), con la cual comienza el siguiente largometraje.

26 de febrero de 2018

Momento ocasional


Desperté un día sobre éstas tierras 
y el mundo ya estaba funcionando
Los barcos se movían a su ritmo de trabajo
Los vientos soplaban incansablemente el mismo paisaje
el cual no cambiaba al pasar el tiempo
el cual me esperaba imperturbable
para que un insignificante lapso de su existencia
yo me sentara allí a contemplar…

Fui tantas personas en tantas vidas paralelas
y ninguna de éstas ahora soy
Me he escapado un rato de mi misma
para observar la tierra que me vio nacer
antes de regresar a los tantos mundos
que respiran bajo  mi piel…



10 de enero de 2018

Algo sobre Windir - Saknet

Si se pudiera afirmar que existe algo mas hermoso que el canto triste sobre la desesperación, podríamos decir que Windir posee buena música instrumental de fondo.
Ni lo uno es totalmente cierto ni lo otro totalmente falso, pero al recordar mi agrado por "Saknet" y al volver a oírlo por... milésima vez en mi vida (y acordarme que existe gente a la cual le calza la letra a la perfección), me preguntaba si esta obra de llanto existe en versión instrumental, y así más agradable ante los oídos humanos de testigos espantados ante mi preferencia, y voila; si existe.

Os presento Saknet en versión más agradable para vosotros:



 Y la original incomprendida:


Y la letra me la ahorro porque existe de sobra en Internet, además creo que los comienzos de este presente blog han sido saturados de poesía depresiva.

9 de enero de 2018

Ni mucho ni poco


¿Cuántas veces más podría robarle el alma a las nubes exigiendo sus figuras?
¿Cuántas veces más podría abstraerme en mis sueños, en los instantes que aún nos quedan?
Antes de perderte del todo…
¿Cuántas realidades puedo absorber de nuestras posibilidades?
¿Cuánto hemos consumido, vidas en el pasado, deseos del futuro?
Antes de despedirme…
¿Qué hemos hecho del destino, árbol de raíces, consumidor de energía?
¿Por qué me hiciste soñar que todo era eterno?
¿Y al despertar por qué me hiciste ver que todo era un sueño?
Te vi salir siete pisos más abajo, siete bloques, siete años, siete impedimentos.
Sin embargo alzaste la vista y regresaste. Nunca demasiado cerca, nunca demasiado lejos.
Y al final nos vemos más de lo que podemos…
Y al final no queda nada de lo que hacemos…