1 de diciembre de 2008

Sin causa, sin Vida, sin Nada

Esto es algo así como “Sara, tú que eres buena para escribir cosas depresivas, escríbeme algo que se parezca a un desprecio a la sociedad.” Y bueno, la Sara se encontraba un día viernes 14 de Noviembre en los últimos minutos de clases, urgida por salir, pero no había llevado su parca, y afuera estaba lloviendo de una manera, tuvo que inventar otra de las mil letras de canciones. Después de eso tuvo que tocarme una ducha fría… bien fría. El agua me llegó hasta los huesos y el uniforme (uniforme de &$%&?·=&!%$#) empapado.

La lluvia en forma de diluvio es una buen ingrediente para una lírica triste o negativa. No es que me represente, mayormente no escribo cosas que me representan. Pero aquí vamos; A ver, ¿sobre qué podría quejarme esta vez??


¿Haz acabado tu misión aquí?

Vete a la nada

Síntesis sin calma

Abrázala sin manto

Olvídala después de un rato.

Rechaza la lluvia sobre tu cara

Mira revistas,

Busca información,

Sobre la comprensión de los sexos.

Sal afuera, conoce gente,

Encarna tus deseos.

Siempre es más importante

El cuerpo que el alma.


Descubre sus almas

Sus cuerpos,

Sin vida,

Sin nada.

Todo se acaba

En la paciencia

Acuosa,

Amarga.


El contraste es un deber

Para obtener legitimes

En cuanto a tus obras,

Y te sorprendas del resultado.

Pobre alma perdida

Olvida tu rumbo

Sin causa ni vida.

Sorprende al mundo hecho

Con tus desechos

Sobre los hombros

Con peso, sin medida.


El cuerpo es fuerte

Reprime,

Azota,

Aguanta.

Recuerda el antes

Arrepiente,

Pero no sueñes

Con el pasado.



1 comentario:

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Mi querida Sara, còmo estàs?
Todos somos libres de expresar lo que sentimos, guste a otros o no, y si no gusta para què lèen.

Sin duda la lluvia estimula a muchos, como tambièn deprime a otros, es mi caso.

Pero al fin y al cabo cada ser debe ser respetado con sus ideas, sus formas, sus maneras, sus tendencias.
Ser libres depende de nosotros mismos , no de los demàs.
Hermosas letras amiga.

Besitos

Susana-Agualuna