21 de mayo de 2008

Como un Diente de León


Apareces y desapareces

Como un soplo de viento

Un susurro de una brisa

No dejas verte

No tienes tiempo

No compartes unas palabras

Sigues tu camino

Perdiéndote entre las nubes

Ni se alcanza a verte

Ya haz desaparecido.







Eres como un Diente de León.



2 comentarios:

Juan Carlos Lozano dijo...

Mi querida sarita:

dice una frase muy importante: "lo escencial es invisible a los ojos". A veces, hay cosas que son como el viento mismo, que no las puedes ver, ni tocar. Cosas que no están al alcance de los sentidos. Pero existen y son reales.

hay algo que he notado en estos ultimos días. Has estado escribiendo genial. Y tu sabes que no regalo elogios.

Asi que un abrazo argentino. Y no te detengas, porque este es tu año.

Juank

AGUALUNA dijo...

Hay amores que van y vienen, y cuando se quedan un rato a nuestro lado es como si no estuvieran, como el viento que cambia su rumbo a cada momento, siguiendo las distintas corrientes.
Pájaros libres, sin un nido a habitar.
Es mejor dejarlos ir.
Un besito enorme mi querida hermanita.

Agualuna