18 de febrero de 2008

Vida moribunda


Es un día gris

Ni lluvia, ni sol, ni identificación del tiempo

La gente se pasea

Se pasea entre su rutina diaria calculada

Miro hacia el cielo

El viento me despeina, queriéndome echar

Yo no reacciono

Camino decidida en una sola dirección

Nada me distrae

El mundo se me nubla, por nada me intereso


Y camino en movimiento regular hacia mi final

Miro fijamente hacia adelante, sin ver nada especifico

Soy un cuerpo sin alma ni espíritu para identificar


Soy la muerte agotada de vivir

Soy la vida moribunda


Es un día gris

Ni lluvia, ni sol, ni identificación del tiempo

La gente se pasea

Se pasea entre su rutina diaria calculada

Miro hacia el cielo

El viento me despeina, queriéndome echar

Yo no reacciono

Camino decidida en una sola dirección

Nada me distrae

El mundo se me nubla, por nada me intereso


Y camino en movimiento regular hacia mi final

Miro fijamente hacia adelante, sin ver nada especifico

Soy un cuerpo sin alma ni espíritu para identificar


Soy la muerte agotada de vivir

Soy la vida moribunda

1 comentario:

Juan Carlos Lozano dijo...

A la orilla de la vida
se sienta una pena
a mitad de camino es mujer
a mitad de camino es nena
por dentro le corre la vida
y le fluye la sangre en las venas
pero mirandose al espejo
nada lo demuestra.
Un beso lejano quisiera alcanzarla
cruzando los lagos y la cordillera
pero el aire del mar
percibirlo, no la deja.
y llegan a sus pies las aguas saladas
de las lagrimas que una vez
un hombre llorara
lagrimas mitad de pena y tristeza
lagrimas mitad de amor y alegria
y jugando en el agua marina
ni siquiera lo nota la niña.
que callada y sola
con la sensación de estar vacia
no puede ver mas allá de si misma.