31 de diciembre de 2007

Último propósito entre los vivos



Había ocurrido un accidente. No me acuerdo como fue, porque había perdido la conciencia. Cuando desperté, vi que a mi lado estaban mis compañeros amontonados, uno sobre otro, todo muertos. Vi que algunas personas los estaban ordenando y llevando a este lugar, escuche de que conversaban sobre el accidente.

Vi a nuestro entrenador, me miro, pero parecía no verme, escuché que nombraba mi nombre. Todo era muy extraño, escuchaba a varios hablar, pero me costaba entender y poner atención a lo que decían. Hablaban todos muy bajo. Fui a dar una vuelta para ver que estaban haciendo los vivos, que se habían salvado de lo ocurrido. Vi a un amigo mío, L., que se paro a mi lado. Al principio no entendí lo que me decía, pero unos segundos después ya pude entender claramente.

-“Tenemos que hacer un examen, para cruzar la gran puerta que nos abre al cielo.”

Yo no entendía nada, ¿De que estaba hablando? ¿Cuál puerta? ¿Por qué cielo?

-“Es como un examen, y luego, si aun tienes algo pendiente, hacerlo, para que luego encuentres la paz, sino no encontraras la paz, y tu mente te torturara día y noche, y caminaras y caminaras, y no sentirás cansancio, pero tampoco encontraras descanso, porque tienes algo pendiente que cumplir.” Me decía L.

Eso me recuerda a algo, pensé, pero en ese momento no pude acordarme a que me recordaba esa frase.

Miré hacia abajo, pero pensé estar ciega o mal de vista, porque no podía ver mi cuerpo, solo me sentía, pero fue como si estuviera invisible. Tal vez en realidad estaba invisible, por eso nadie me ponía atención, pero luego pensé que eso era imposible. Después de unos minutos paso un pensamiento por mi mente y me asuste. Corrí donde L. y se lo pregunté.

-“Pensé de que ya lo habías notado. Tu no sobreviviste al accidente, tu falleciste en este sitio, saliste de tu cuerpo y ahora eres tu alma a vista de todos los que pueden verte, ya no estas escondida en el cuerpo físico.”

-“Con razón… y ahora, ¿Qué tengo que hacer?”

-“Ya te lo dije, recuérdalo.” Me dijo L. y se fue, yo lo seguí detrás de el. Vi que entro en una especie de habitación, donde había una puerta grande. Vi que en sus manos había un pliego de papel con unas preguntas. Al parecer ya las había contestado, porque la gran puerta se abrió, el entro, y desapareció detrás. Ahora quede sola, trate de recordar lo que me había dicho. Es lo que tengo que hacer ahora.

En una especie de mesa había otro pliego de papel, con unas preguntas sin contestar. Arriba estaba escrito mi nombre. Era para mí. Conteste las preguntas lo mejor que pude, era sobre la vida que había vivido cuando aun estaba viva. Me daba un poco de tristeza irme tan joven, pero bueno, no era mi decisión. Me quitaron la vida. Me dejaron morir en aquel accidente, y no hicieron nada para ayudarme.

Termine de contestar las preguntas. Al final de la hoja decía si aun tenía un propósito que cumplir aquí, antes de irme permanentemente, y que si fuese así, que lo cumpliera. Yo recordé mi familia, y dije en mí que tenía que avisarles lo que me había ocurrido, ellos tenían que saberlo, no quería que se peguntaran que me habrá pasado y que me fueran a buscar sin poder encontrarme, yo tenía que avisarles de que no se preocuparan.

Fui a mi casa, y vi a mi mama de espaldas, estaba haciendo algo, que en específico, no recuerdo, pero entre y le hable. Ella no me oía. La llamé varias veces, subí el tono de mi vos, pero tampoco parecía escucharme. Recordé que estaba muerta. Era ese el motivo por el cual no podía oírme, ¡yo era un fantasma! O algo por el estilo. Trate de hacer ruido. Tire unas cosas que estaban en mi camino, y eso parecía hacer efecto. Ella se dio vuelta y me miro, pero tampoco parecía verme, me atravesó con su mirada. Otra vez tire algunas cosas.

-“Sara, ¿Eres tu?”

-“Si, le decía, soy yo mamá, necesito contarte algo…”

-“¿Eres tu?” Me repetía, como si no me hubiera escuchado. No podía contestarle, ella no podía oír mi vos. Encontré una tiza en el piso, y comencé a escribir mi nombre.

-“¡Sara eres tu!”

Escribí un Si. Trate de escribirle lo que me había pasado, pero al parecer ella ya lo sabía todo. Así que me despedí de ella y me fui. Ahora tenia que tratar lo antes posible de entrar a las puertas que abrían al cielo.

Llegué a la habitación de nuevo y tome mi hoja, escribí en ella propósito cumplido. Tome mi hoja con las dos manos y me pare en frente de la puerta. En ese mismo instante se abrió, y yo pude entrar.




¿Qué quieres de mí?



Ya varias veces que se me había aparecido gente en espíritu. Yo cada vez me asustaba. Últimamente me fui acostumbrando a eso. No se por qué, tratan de comunicarse conmigo, no sé que tengo yo de especial que pueda hacer por ellos. Supongo que ellos están muertos, o quizás vivos, se que gente viva igual se aparece.

Una vez se me apareció un tipo, de cómo 25 años de edad. Fue como hace más de medio año. Recuerdo cada detalle de el, en especial su pelo demasiado largo y su linda sonrisa.

Fue en el invierno, había mucho frío ese anochecer. Me pare de mi silla, en la cual estaba sentada horas y horas frente al computador, y me dirigí al calentador que estaba a unos metros de mí. Extendí mis manos. Era placentero sentir que afuera peleaba el viento y la lluvia golpeaba las ventanas, mientras yo me calentaba en un calentador de leña. Estaba sola. Muy seguido quedaba sola en casa, y ya estaba acostumbrada. Me introduje unos minutos en mi mundo interior, como si soñara despierta entre mis ideas fantásticas. Pero me sentí un poco extraña, no tenía la misma tranquilidad de siempre, me sentí observada, como si alguien mirara todo lo que estaba haciendo. Mi mente volvió al mundo real, para averiguar que era lo que sentía, mis ojos buscaban en cada esquina, hasta que se dirigieron a mi tan apreciado computador. En ese instante mis pelos se pararon de punta. Sobre mi silla rodante estaba sentado él. Un tipo vestido de una forma rockera con un cabello enrulado extremadamente largo para mi, le llegaba como hasta la cadera. Pero no fue su aparición la que me asusto tanto, fue más, porque me estaba sonriendo. Con una hermosa sonrisa me estaba mirando a los ojos. Me impactó demasiado eso, y supongo que quedé blanca por la inesperada aparición. El, al ver de que me había asustado tanto, desapareció y yo quede mirando aún impactada el vacío. Fueron solo unos pocos segundos que logré verlo, pero me llamó tanto la atención que nunca pude olvidarlo. No me simpatiza mucho la aparición de algún espíritu, pero esto fue como alguien especial, además esa sonrisa especial… no sabía que los espíritus le sonreían a la gente común. ¿Por qué me habrá sonreído?

Pasó más de medio año desde ese día. En ese tiempo se me había aparecido más gente, pero ninguna fue tan impactante como esa vez.

Estaba con una amiga, habíamos terminado un pequeño trabajo que se nos había pedido en una tienda de ropas. Mi amiga y yo nos dirigimos por el camino a cualquier parte, no teníamos una meta específica donde llegar. En nuestro camino nos encontramos con tres jóvenes, un poco mayores que nosotros. Ellos se reían, y nosotras nos preguntamos por qué. Entramos en conversación con ellos, eran bastante simpáticos. Con uno en especial entre en conversación, era el que mas me había llamado la atención. Luego de un buen rato de conversación me dijo:

-“Te invito a cenar, te invito a una cena romántica.”

Yo me impacté. Era muy genial a lo que me estaba invitando, pero no quería decir si enseguida, me daba pena, porque todos lo habían escuchado, así que murmure:

-“Puede ser, puede ser.” Mientras me reía nerviosamente. Lo estaba aceptando.

Pero en ese instante pasó algo que no me gustó. Desperté. ¡¡¡Todo había sido un sueño!!! Nóóóóó, un sueño demasiado hermoso, del que no quería despertar tan pronto.

Luego de despertar y meditar sobre ese sueño que parecía tan real, me acordé del tipo que se me había aparecido hace más de medio año. Así que me acosté rápidamente de nuevo y me obligué a volver al mundo de sueños, ya antes lo había logrado, de despertar y luego seguir soñando el mismo sueño, así que tenía que resultar esta vez si o si.

Me dormí en unos minutos, el mundo que penetraba se volvía cada vez mas diferente, hasta que llegué al lugar donde hace unos minutos solía estar. Lo vi de nuevo, ahí estaba, pero esta vez solo. Lo miré bien, y me convencí de que era el mismo tipo que había visto en la aparición. Lo quedé mirando, no sabía que decir.

-“¿Qué es lo que quieres de mi?”

-“Conocerte.”

-“¿Tu eres el que…?”

-“Si, soy yo. Hace mucho tiempo que estoy tratando de contactarme contigo, pero no sabía de que manera hacerlo. Sabía que si volviera a aparecer, te asustarías de mi más aún. Así que decidí visitarte en sueños para verte e intercambiar algunas palabras contigo, teniendo la esperanza de que en algún momento pueda contactarme bien contigo.”

-“Bueno, aquí estoy. Puedes decirme lo que desees. ¿Estas vivo o muerto?” El se rió.

-“Estoy vivo. Y vivo en tu misma ciudad. Te he visto en mis sueños y visiones. Eres una persona a la que tengo que conocer, tenemos mucho en común. Así que… no sé si estaría mal pedirlo de nuevo, pero… ¿quieres cenar conmigo?”

-“Cuando me lo dijiste en sueños, quería aceptar con mucho gusto, pero me dio pena.”

El me sonrió, la misma sonrisa que ya conocía.

-“Entonces… ¿vamos?”

Yo le sonreí.

-“Vamos.”

Dos días después fui al lugar donde acordamos encontrarnos. No tuve que buscarlo, ya estaba ahí. Ahí estaba el personaje que un día de invierno se me había aparecido, ahí estaba tal cual, y con la misma sonrisa, la sonrisa que un día me había impactado. Pero esta vez no me asusté.


25 de diciembre de 2007

La frontera Final

A la luz de la vela traté de reconocer el mapa mundial que estaba sobre la mesa. Representando una tierra redonda de la típica ciencia que se publica hoy en día por todo el mundo, haciendo creer a la gente cosas que según ellos es real.


Pero Sek me lo había dicho, el era uno de los pocos de los que quedaban que lo sabían. Incluso una vez escuche el rumor de que el lo había experimentado, el había estado ahí, pero nunca pude comprobar si eso es cierto.


La noche había caído sobre el pueblo de aspecto medieval, el frío había traspasado las paredes de madera gruesa, me abrigue y comencé a recordar lo que Sek me había revelado.


Es como la antigua creencia sobre el aspecto de la tierra plana, como vida sobre una mano extendida.


Al viajar a mar abierto, millas y millas, hay un lugar donde ya no llegan los rayos del sol, un lugar oscuro y misterioso. La luz de la luna y de las estrellas son lo único que resplandecen las aguas y el barco en el cual estas viajando. El viento tampoco llega hasta allí. Solo el frío y un poco de lluvia de vez en cuando distinguen las estaciones del año.


Al final de las aguas se termina el mundo. Está la frontera de la inmensidad de la nada, del universo abierto, del suicidio al querer cruzar este final. Hay que tener cuidado, esta frontera no se reconoce de lejos, solo el indicio de sentir unas rocas desconfiadas bajo el navío advierten el peligro del final.


Se dice que curiosos han querido investigar la verdad acerca de la supuesta leyenda. Se dice que cruzaron al otro lado, han llegado a otra dimensión, otro mundo, pero que nunca han vuelto. En mi opinión son solo excusas, y que cayeron por ese precipicio sin final, y tal vez aun siguen cayendo y cayendo sin caer a ningún fondo.


Se que nunca podré comprobar la realidad de esta leyenda, pero se que guardare esta creencia en el fondo de mi mente. Algún día Sek tendrá que revelarme este secreto mas detalladamente, sé que lo hará.

8 de diciembre de 2007

El baul de los recuerdos




Hoy, revisando el baúl de los recuerdos, lleno de polvo, encontré tantas cosas, detalles, recuerdos apreciados de unos años… y mi pensamiento viajo entre el tiempo hacia aquella época recordando ciertas cosas que hoy en día parecen tan estúpidas, pero antes, en ese momento, el momento entre pesadilla y entresueños me parecían aun tan importantes, tanto así como para mi auto educación y maduración interna.

Ahora pienso cuanto ha pasado, un buen tiempo, aunque pocos años, yo miro atrás como otra vida, otro mundo y otra época en que todo veía con ojos diferentes, mucho tiempo, tal vez el suficiente en lograr varias cosas propuestas, miedos enfrentados y personalidad desarrollada.

Antes eran sueños vistos con ojos envidiosos y deseosos de estar en cierta vida que veía en otros. Hoy ya he comprendido que nunca las cosas fueron como yo las vi, fueron totalmente diferentes, decepcionantes e una cruda realidad que solo me toca por aceptar. Y ya acepté que todo eso fue solo imaginación, o como yo quería que fuera el mundo, las situaciones, las relaciones sociales que hoy comprendidas; no existen.

Pero al fin y al cabo logré en cierta forma lo que quise, tal vez no exactamente, pero para el bien si, la tranquilidad y paz para vivir suficiente, y fuera de esquizofrenia imaginada.

Hoy es un nuevo día, un nuevo tiempo, una nueva época una nueva era en mi vida, y estoy libre para seguir soñando y seguir construyendo el camino de mi vida.



22 de noviembre de 2007

19 de noviembre de 2007

Sensible


El hecho de estar sensible, en un día cualquiera, da una oportunidad de echar a volar la imaginación, la inspiración del momento, las palabras que el alma desea expresar, las profundidades que están muy dentro del interior, tristezas, alegrías y felicidad, o palabras hermosas que uno desea decir o dejar escrito en algún papel, que sería el alimento del alma que uno mismo desarrolla. Uno de esos días es mejor sentarse a observar las partículas del aire, profundizarse en la imaginación y soñar, dejar que las ideas fluyan, las que vienen del corazón, las emociones mezcladas que se trasforman en la mayor inspiración, creando mundos de ilusiones y deseos que solo allí se cumplirán, mirando el alrededor de otro color, dejarse influenciar demasiado por las cosas del exterior; al estar sensible cualquier cosa puede alterar, o al contrario, dejarse llevar por los sueños aun mas, mirando el aire sin verlo, con una sonrisa en la cara totalmente fuera de control, no reaccionar a un movimiento, solo a la envoltura de imaginación soñada en el momento. Escribir una poesía, un articulo, un relato o algo mayor, ponerse a pintar, compositor música o inventar ideas, así surge mejor el arte, porque cada artista lleva en su interior una sensibilidad, que días como estos aparece sin poder evitar.

1 de noviembre de 2007

Sara

Para conocerme un poco, seleccione las fotos de todo el año, la mayoria son del segundo semestre.



http://www.mundofotos.net/sherah
http://www.fotolog.com/rock_sara

30 de octubre de 2007

Cambaral



LEYENDA

En este lugar leyendas cuentan y juran que así ocurrieron. Siglos atrás, el príncipe de Orionthar estaba destinado a matrimonio con la princesa Lyria, hija del Rey Hamir IV de Thron.
Preparando a la princesa, destacando su belleza, para la visita de su prometido, ella negaba recibirlo; decía que no la amaba, que su interés era poseer Thron. Su padre suponía lo mismo, pero ya no tenía edad para seguir reinando sobre Thron, y no confiaba en nadie más que en el príncipe de Orionthar.
Ante el rechazo matrimonial que ordenó Lyria, el príncipe con furia ordenó, la batalla sangrienta que dio fin a su ejercito Orionthariano.

Quedó el último guerrero malherido, en el suelo esperando la muerte que le trajera al fin la paz. El rey Hamir IV con crueldad, sin compasión le enterró la espada, llegando así desangrar pero sin lo suficiente para encontrar la muerte. Fue encerrado en una celda fría y oscura sin recibir al menos pan y agua. El dolor lo adormeció y el sueño lo dominó.

La curiosidad de Lyria obligó a llevarla a ver quien yacía en el calabozo.
El vio la bella mujer, que con pena y compasión había llegado hasta su celda. Fue amor mutuo a primera vista.
El corazón del joven guerrero comenzó a latir con más fuerza, regalándole así, una pequeña esperanza de vida.
Ciegos de amor, ella hija del rey, el un simple ladrón, el cruel destino les robó el corazón en aquella prisión y lejos de ver la luz del sol.

-“Déjame estar junto a ti, morir en tus brazos y así, un instante tal vez, podré ser feliz. Esta vez, la vida se ríe de mi y ahora toca a su fin, aunque quiera vivir.”
Decía el guerrero apenas sin fuerza, abrazado a su fuente de vida, la bella hija del rey. A la luz de una pequeña lámpara de aceite que ella había traído, se perdía en sus ojos.
-“Quiero ver tu rostro otra vez. Ahora se que siempre estaré junto a ti, aunque valla a morir. Mi alma se aferrará a ti, por toda la eternidad.”

Dicen que ella escapó con su joven ladrón, a escondidas sabiendo el gran peligro en que se hallaban. El destino feliz no los acompaño, y su esperanza se derrumbo. El rey les halló; con furia y dolor, a los dos con su espada atravesó.
-“Déjame morir en tus brazos, y así un instante tal vez, podré ser feliz. Esta ves, la vida se ríe de mi y ahora toca a su fin, aunque quiera vivir.”

-“Quiero ver tu rostro otra ves. Ahora se que siempre estaré junto a ti, aunque valla a morir.”

Así abandonaron el último rayo de vida y encontraron la paz y felicidad, juntos así, en la dimensión de la tranquilidad.

Cuentan que, en las noches frías de invierno se ve nacer una flor donde no llega el sol.
Por pasión y amor, sus almas unidas están y libremente se pueden amar para toda la eternidad.

Ella puede ver su rostro otra vez y saber que por siempre estará junto a el, junto a el…


cancion: CAMBARAL
Artista: AVALANCH

De este lugar

cuentan leyendas e historias
y juran que así ocurrieron.
Siglos atrás,
las tropas del rey en sangrienta batalla
a un joven de muerte hirieron.
Y el rey con crueldad
así le encerró,
su herida mortal
no obtuvo perdón,
y en el suelo esperó
la muerte sin ver la luz del sol.
Sin fuerzas ni voz
vio a una bella mujer
que con pena llegó hasta su celda.
La muerte burló,
su corazón ahora ciego de amor
comenzó a latir con más fuerza.
Ella hija del rey,
él un simple ladrón.
El destino, tan cruel,
les robó el corazón,
en aquella prisión y lejos de ver la luz del sol.
-Déjame morir en tus brazos y así
un instante tal vez podré ser feliz.
Esta vez la vida se ríe de mí
y ahora toca a su fin aunque quiera vivir.-
-Quiero ver
tu rostro otra vez.
Ahora se
que siempre estaré junto a ti
aunque vaya a morir.-
Dicen que ella escapó
con su joven ladrón,
pero el rey les halló,
y con furia y dolor, ante un beso de amor,
a los dos con su espada atravesó.
-Déjame morir en tus brazos y así
un instante tal vez podré ser feliz.
Esta vez la vida se ríe de mí
y ahora toca a su fin aunque quiera vivir.
-Quiero ver
tu rostro otra vez.
Ahora se
que siempre estaré junto a ti
aunque vaya a morir.-

Cuentan que
en las noches de invierno se ve
nacer una flor donde no llega el sol.
Por amor
sus almas unidas están
y se pueden amar para la eternidad.
Puede ver
su rostro otra vez,
y saber
que siempre estará junto a él,
junto a él...

9 de octubre de 2007

Estoy Contigo



No podría decir muy bien como empezó todo, pero fue algo raro, estaba con mi novio en un lugar, conversando, pasándola bien, el se preocupaba mucho conmigo, me prestaba toda la atención que quería. No se que fue lo que paso después, porque perdí la conciencia y desperté en otro lado.
El mismo día salí nuevamente con mi amor, caminamos por el centro de la gran ciudad. Había mucha gente, yo caminaba con el, yo en su lado derecho. A mi derecha se extendían los grandes edificios, las tiendas, lo locales. A mi izquierda, el lado de mi amor, estaba la calle, que subía un pequeño cerro. Había una pequeña veranda uno no podía pasar a la calle enseguida sin dar la vuelta.
Yo conversaba con el, hace unas horas la pasamos muy bien en el lugar anterior, ahora seguía conversando, charlando, estaba feliz, estaba bien. Mi amor a principio decía algo, no decía mucho, estaba callado, a veces le hacia una pregunta y solo me contestaba con una murmuración. Cada vez, su conversación y respuestas eran más escasas, eso me llamo la atención, yo le contaba cosas y el no decía nada. ¿Que le estará pasando? Le pregunte que le pasaba, no me contesto, luego me murmuro algo que ya no me acuerdo que fue, pero sin importancia. Había mucha gente a esa hora. En la calle se juntaron unos autos y salieron dos chicas y sus parejas, estaban conversando, no se cual fue la razón, pero me llamaron la atención; y a mi novio también. El levanto la vista, se quedo parado, conmigo al lado, puso sus manos sobre la veranda, que evitaba el acceso a la calle. Se quedo mirando una de las mujeres que estaban conversando entre los autos. Me llamo mucho la atención eso, porque era una mirada especial, como si recordaba algo referente a esa mujer, le importaba mucho lo que estaba mirando, le pregunte que quien era, no me contesto.
Después de ese día me dijo que una ves había tenido algo con esa mujer, y que no la había vuelto a ver, que le llamo mucho la atención como estaba ese día que la vio.
La seguía mirando, ella no se daba cuenta. Luego el bajo la vista, con cara de derrota y siguió su camino. Yo aun a su lado. Le preguntaba cosas, no me respondía, era como si estaba ido, estaba en otro lugar, ya todo el rato que me había ignorado, ahora era por completo. Yo no sabia que hacer. Mi amor saco de su bolsillo un celular medio raro, uno moderno, con un completo teclado, y empezó a teclear, me di cuenta de que enviaba mensajes de texto, lo que decían no lo pude distinguir, y a quien, no me contesto. Deje de hablar, caminaba un paso detrás de el, pero mi amor estaba consiente de que yo estaba con el. Yo me pregunte, que pasaría si yo me quedara parada; el siguiera su camino, no se daría cuenta de que yo no andaba con el, no se daría cuenta de que anduviera solo. Eso me dio un poco de rencor. ¿Por qué me estaba ignorando? ¿Por que actuaba como si anduviera solo y yo no existiera? No soy celosa. Así que me quite los sentimientos negativos y seguí caminando detrás de el.
De repente me encontré con un grupo de amigas, era lo que menos deseaba ahora, que me detuvieran y me hablaran de estupideces, mientras mi amor no se diera cuenta de que ya no estoy con el, y lo perdería de vista, yo quería estar con el. Las chicas me atropellaron con palabras y risas, me conversaban y yo no sabia que contestar, mi mente estaba enfocada en otra cosa, en que el seguía caminando sin darse cuenta de que yo estaba con el grupo de amigas.
Me propuse hacer una prueba de los sentimientos negativos que había tenido. Me escondí detrás de una amiga y seguí con mis ojos a mi novio. El seguía caminando, pero de repente se dio vuelta, me vio, y me hizo una señal de que me estaba esperando en la esquina cuando yo terminaba de hablar con las amigas.
No se como hice, pero me logre soltar de las conversaciones de sin fin de las chicas y camine cuesta arriba hasta la esquina donde me esperaba mi amor. Voltee a la derecha y lo encontré sentado en una piedra grande, con su celular en la mano. Estaba tecleando un mensaje de texto. L e pregunte a quien dirigía el mensaje, me contesto con un murmullo en el que podía distinguir la palabra mama. Lo tome de los hombros y trate de leer el mensaje. Era un mensaje a su mama, ella preguntando sonde se encontraba su hermana. El decía que no sabía. Me pareció raro eso. Pero yo ya me sentía mas relajada, el no me estaba ignorando, tenia la cabeza no se donde, pero estaba consiente de que estaba acompañado por mi.
No recuerdo nada más, porque en ese momento de nuevo perdí la conciencia, la segunda ves en el día. Ya en la mañana, después del paseo con mi novio me había pasado eso, ahora volvió.
Había sido un día raro, lo quede meditando mucho tiempo, porque todo lo que paso fue muy raro. Llegue a la conclusión de que mi amor no tenia idea de que yo lo acompañaba en el paseo por la ciudad, de que yo era invisible, o un fue un raro viaje astral. Porque el no sabia que yo le estaba hablando, no me ignoraba, era que no me escuchaba. En todo el paseo no logro verme, solo en la mañana, antes de desmayarme por primera vez. Lo que si me quedo en duda, fue que como pudo ver que yo estaba con las amigas, porque me hizo una señal de que me esperaba, eso fue lo raro. O tal vez no fue una señal hacia mí, sino otra cosa, así mismo como cuando murmuraba consigo mismo.
Me llamo mucho la atención ese día, pero tengo resuelto todo, yo estaba en un estado espiritual o que se yo, pero el no sabia de que estaba presente. Quite mis sentimientos negativos y me fui a dormir.

26 de septiembre de 2007

Alma Solitaria

































En la noche estoy vagando
Buscando un refugio, un lugar

Para dormir y descansar
Escondiéndome de la ciudad

Huyendo de los rayos de luz
No quiero ver a nadie
Quiero encerrarme en mi misma
Estoy harta de los demás

CORO:
Tu estás entre un montón de almas
Que cada día buscan la felicidad
No se cansan de su rutina diaria
Que los lleva a servir a la objetividad
Ya no quiero saber más de ellos
Soy un alma decidida a la soledad

El viento es mi compañía
Soy como una sombra en la playa
Como una hoja seca de otoño
Floto entre la nada Relajada

(Coro)

Soy la vos de tu inconsciente
Que nunca supiste escuchar
Ahora torturo tu conciencia
Mi abandono no fue el final


En Espíritu

Estoy sola, te veo visión
Me apareces en espíritu
que es lo que quieres de mi

Me agito y grito
La gente reclama el sabor
El calor y libertad

Voces se oyen detrás de mi
Son solo los fantasmas
que esperan por ti

CORO:
No te asustes si me ves
Solo aparezco a visitarlos
A ver la humanidad

Tus visiones son reales
Tus pesadillas la imaginación
Ya todo esto es normal

En tus sueños me rebelo
No sé que pensar del futuro
Ya todo está muy mal

(Coro)

La gente se olvidó de reír
Solo vagan como almas
Buscando la sombra y oscuridad

Mundo Irreal

Abre tus ojos
Y mírame fijamente
Extiende tu brazo

Y acaríciame las manos

Cierra tus ojos
Y dame un beso
Te quiero mucho
Te llevo en el corazón


Viaja conmigo a un lugar
Donde mejor te puedo encontrar
En el que libre te puedo amar

Te crecen las alas para volar
Al mundo de mi felicidad
Nos encontramos en el mismo sueño
Que no quieres terminar de soñar
Ven a estar, en mi mundo irreal


Abre tus ojos
Estamos sobre las nubes
Regálame una sonrisa
Eres lo mejor de mi vida

Viaja conmigo a un lugar
Donde mejor te puedo encontrar
En el que libre te puedo amar

Imagen Crítica


Todos me ven, todos me miran
Se preocupan y me critican
Todos tratan de cambiarme
y nunca se conforman

Soy el principal objeto crítico
No me dejan como soy
Mi imagen no les gusta
Soy su diversión


CORO:
Solo les importa la imagen
La última moda, la mejor tendencia
No me dejan ser yo misma
No les interesa el interior
Solo les importa la imagen


Encerrada en el círculo moderno
No me dejan escapar
Demostrar ser persona única
Y no ser esclava de la imagen

(Coro)

Vivo en mi vida, soy yo misma
No me interesan los demás
Me resbalan sus comentarios
Ya puedo vivir en paz

8 de septiembre de 2007


Te llevaré a ver la luna brillando en el mar.
La veremos juntos con miles de estrellas en el cielo alumbrado.
Caminaras por la orilla de la playa, mojando tus pies, te tomare de la mano y juntos exploraremos la iluminación nocturna.
La arena estara fria, pero no importara estando a tu lado.

7 de septiembre de 2007

Aún te estoy llamando


Escuchame, te estoy llamando desde el fondo de mi interior.
Si te concentras, estando en el silencio negro de la noche; Escucharas mi dulce vos, susurrando tu llegada. Estas en el infinito del universo, o kisas también en otra dimencion. Solo pone atención.
Te darás cuenta que el reloj marca ya muy tarde, que deves ir, donde te lleva la intuición. Yo sabré guiarte, solo nesesito que me lo permitas.
Extiende tus brazos, y preparate para el vuelo.

Cruza las fronteras de tu dimencion, abre las puertas a la percepción, usa el poder de tu imaginación.

6 de septiembre de 2007

Lugar de Imaginación


Es un lugar extraño. Un lugar para soñar, para relajarse, estirarse, dormirse, imaginarse. Caminas sobre el agua cristalina, miras hacia el cielo, todo esta hecho de un solo color, pero de ese color surgen muchos mas diferentes combinados.
Es como un centro de relajacion, te olvidas de todos tus problemas y disfrutas del presente.
Tus ojos no se cansan de mirar, observar todos lados, averiguar cada rincón, investigar cada cosa de ese lugar maravilloso.
Tu imaginacion se expande, comienzas a soñar, puedes volar, puedes hacer lo que quieras, moverte librememente, sentir la brisa placentera en tu cara, disfrutar de la calma, la paz, fuera de rutina, fuera del mundo normal, donde todo va cada ves mas rapido, hay cada ves menos paciencia y el tiempo es cada ves menos que tenemos para permitirnos vivir, realizar las cosas que nos ordenan.
Aqui es diferente, aqui el reloj se queda inmovil, los segundos pasan lentamente como horas, pero tu no te cansas de estar ahi, no te cansas de existir en ese mundo, en esa imaginacion, en ese lugar extraño sin nombre y sin localizacion.
Te propongo a mirar 5 minutos esta imagen concentradamente, con un poko de fantasía te imaginas ahi. Relajate, mira los colores, el brillo y la lejanía de las cosas, poco a poco deja ke la imagen se tranforme en tu alrededor, en el ambiente en que estas, disfrutalo!

29 de marzo de 2007

Agonizando

canciones que llevan al suicidio
ataque de imágenes deprimentes
mensajes de contenido triste
todo en un día grisáceo.

ojos que ríen lagrimas amargas
frases de amor que rompen los corazones
caricias que se convierten en golpes
palabras que se escuchan como ruidos.

sonidos mudos que apagan la vos
canciones desalmadas para servir
sueños convertidos en pesadillas
gritos en medio de la noche.

sonrisas que rompen el alma
gotas heladas de lluvia
soles de invierno sin calor
deseos que no se desearon.

todo se hunde en un mar de cristal
todo se lo lleva el viento
y desaparece tras la neblina
de los recuerdos recuperados.